El blog de easybattery

Dudas frecuentes

Todo lo que debes saber acerca del etiquetado de los nuevos tipos de combustibles

A partir del próximo 12 de octubre las actuales denominaciones de los combustibles de los vehículos a motor pasarán a mejor vida. La Unión Europea (UE) ha implantado una nueva normativa, recogida en la Directiva 2014/94/UE, para equiparar  bajo una misma nomenclatura todos los tipos de combustibles en los países de Europa. El objetivo no es otro que facilitar el repostaje cuando se realiza un viaje por los países de la UE, al tiempo que se dan a conocer las características de cada combustible y se reducen los costes. Y es que la aparición de nuevos combustibles ha llevado a que la UE tome esta medida, que será aplicable en todos los estados miembros, además de en Islandia, Liechtenstein, Noruega, Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía. Así pues, para que sea fácil comprender los cambios que se van a llevar a cabo, en este post te contamos todo lo que debes acerca de los nuevos tipos de combustibles porque no olvides que saber qué tipo de combustible usa tu coche es tan importante como conocer el tipo de batería lleva.

Para empezar es importante que te quede claro que las actuales denominaciones de los combustibles, tales como gasolina sin plomo 95, diésel o gasolina 98 van a desaparecer del mercado para dar paso a un nuevo etiquetado. Para ello, es relevante que, como  usuario, compruebes qué etiqueta le corresponde a tu vehículo en base a tres tipos de carburante: gasolina, gasóleo y combustibles gaseosos. Cabe mencionar que en los vehículos solamente será obligatorio llevar la etiqueta en los de nueva matriculación, con lo cual te recomendamos que verifiques a qué grupo corresponde tu automóvil si no es nuevo.

Estos nuevos tipos de combustibles se distinguirán a simple vista por la forma de las etiquetas. De este modo, la gasolina llevará una pegatina circular, el diésel será un cuadrado y los combustibles gaseosos contarán con un rombo como identificación. Al mismo tiempo, estos carburantes se subdividirán hasta en 10 tipos distintos, según su especificidad. Los nuevos tipos de gasolina podrán ser E5, E10, E85; los nuevos tipos de diésel, B7, B10, XTL; y los combustibles gaseosos, H2 (hidrógeno), LPG (Gas Licuado de Petróleo o Autogas), CNG (Gas Natural Comprido) o  LNG (Gas Natural Licuado).

¿Dónde colocar las etiquetas para ver la diferencia entre gasoil y gasolina?

El nuevo etiquetado de combustible debe ir en un lugar visible para los usuarios para que el repostaje se pueda hacer de forma rápida y sin errores. En este sentido, en los vehículos, la etiqueta identificativa se colocará la lado del tapón o tapa del depósito de combustible, mientras que en las gasolineras estarán presenten al lado del surtidor. Los concesionarios de vehículos también se suman a estos cambios y, en la exposición, cada vehículo contará con esta identificación, con el fin de que el comprador sepa en todo momento el tipo de carburante que precisa el vehículo que va a comprar.

Pese a que el tipo de combustible no afecta directamente a la vida de la batería de tu coche, sí que debes tener claro qué carburante es el que le corresponde a tu vehículo para que no cometas errores a la hora de repostar.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply